e-book La parábola del triunfador: Cartas a mis hijos

Descargar libre. Reserve el archivo PDF fácilmente para todos y todos los dispositivos. Puede descargar y leer en línea el archivo PDF La parábola del triunfador: Cartas a mis hijos PDF Book solo si está registrado aquí. Y también puede descargar o leer en línea todos los archivos PDF de libros relacionados con el libro La parábola del triunfador: Cartas a mis hijos. Feliz lectura La parábola del triunfador: Cartas a mis hijos Bookeveryone. Descargue el archivo Libro gratuito PDF La parábola del triunfador: Cartas a mis hijos en la Biblioteca completa de PDF. Este libro tiene algunos formatos digitales como el libro de papel, ebook, kindle, epub, fb2 y otros formatos. Aquí está la biblioteca de libros CompletePDF. Es gratis registrarse aquí para obtener el archivo del libro PDF La parábola del triunfador: Cartas a mis hijos Pocket Guide.

Buscalibre Perú - Libros del Autor Dr Camilo Cruz

La Vaca para Jovenes Camilo Cruz 4. Factor X Camilo Cruz 3. Cala y Cruz: Las dos caras de la comunicación: Habla con seguridad. Ismael Cala 4. La Parabola del Triunfador Camilo Cruz 3. Arquitectura del Exito Camilo Cruz 4.

Recent Search

Un regalo inesperado Camilo Cruz 4. Nunca te des por vencido Camilo Cruz 4. Camilo Cruz 4. De la motivación a la acción Camilo Cruz 3.

James Allen's Books

La Vaca Camilo Cruz 4. Poder sin Limites en las Ventas Camilo Cruz 5. Habilidades para el trato personal en los negocios Camilo Cruz 3. El Viaje - 7 pasos para diseñar y disfrutar una vida Camilo Cruz 5. El Factor X Camilo Cruz 4. Algunas vacas suelen convertirse en adagios populares que muchas veces adoptamos como si fueran fórmulas infalibles de sabiduría, pero que no son mas que ideas erradas que no nos dejan progresar.

Estas dos ideas no sólo nos desempoderan, sino que terminan por enceguecernos ante la grandeza de nuestra propia capacidad de aprender y cambiar. Asumimos que si se han convertido en adagios populares debe ser porque guardan una profunda verdad. Después de todo recuerda que mal de muchos Las creencias limitantes generan bajas expectativas que producen pobres resultados.

Observa la manera tan sencilla como esto ocurre. La persona saca conclusiones erradas a partir de premisas equívocas que ha aceptado como ciertas. Observa cómo funciona este mecanismo: Primera premisa: Mis padres nunca fueron a la escuela. Segunda premisa: Mis padres no lograron mucho en la vida. Conclusión: Puesto que yo tampoco fui a la escuela, seguramente tampoco lograré mucho con mi vida. Lo cierto es que el hecho de que tus padres no hayan logrado mucho, puede no tener nada que ver con el que hayan ido o no a la escuela.

Así que cuestiona toda creencia que exista en tu vida. No aceptes limitaciones sin cuestionar si son ciertas o no. Es tu decisión. Estas vacas tienen un efecto paralizante que no nos dejan actuar.

Equality PDF

Porque lo cierto es que en nuestra relación con nuestros hijos la cantidad de tiempo que pasemos con ellos es tan importante como la calidad. A tu amigo le traen un enorme filete, grueso y jugoso, mientras que a ti te traen un pequeño filete que no es ni la quinta parte del que le ha tocado a tu amigo. Parece ilógico conservar algo que va en detrimento de nuestra propia felicidad. Cuando cargamos con una vaca a cuestas, ésta termina por despojarnos de la total responsabilidad por nuestro éxito y deposita la culpabilidad por nuestra situación fuera de nosotros mismos. De repente, la culpa de nuestra mala suerte es de otras personas, de las circunstancias o del destino.

Entonces, como ves, la mediocridad es peor que el fracaso total. Éste al menos te obliga a evaluar otras opciones. La miseria absoluta, el fracaso total, el tocar fondo, te obligan a actuar. El gran peligro de la mediocridad es que es soportable, es vivible. Una persona llegó a la casa de un viejo granjero, quien era muy aficionado a la cacería. Junto a la puerta de su casa se sentaba uno de sus perros.

Sin embargo, era evidente que el perro no estaba cómodo, algo le molestaba y lo tenía irritado, ya que ladraba y se quejaba sin parar. Después de unos minutos de ver el evidente estado de incomodidad y dolor que exhibía el animal, el visitante le preguntó al granjero qué podría estarle sucediendo al pobre animal. Ese perro lleva varios años en las mismas. Lo que sucede es que es un perro muy perezoso. Este es el gran problema con la vaca del conformismo y la mediocridad, que siempre nos molesta y nos incomoda, pero no lo suficiente como para que decidamos cambiar.

A pesar de que todas ellas se caracterizan por lo mismo, vienen revestidas de diferentes matices. No las escribo aquí para que las adoptes, sino para que te ayuden a identificar tus propias vacas, de manera que puedas deshacerte de ellas. Hay otros en peores circunstancias.

Ver resultados para Adultos

Las vacas que buscan excusar lo inexcusable: - Es que no me queda ni un minuto libre. Las vacas de la impotencia: - Lo que sucede es que yo nunca he sido bueno para eso. No hay nada que yo pueda hacer. Creo que esto es de familia ya que mi madre también era así. Las vacas filosofales: - No he actuado, porque yo soy de los que cree que si vamos a hacer algo, o lo hacemos bien o no lo hacemos Hay que esperar con paciencia.


  • LA PARABOLA DEL TRIUNFADOR (OF1).
  • En compañía del sol (Harper Bolsillo);
  • Cuando los padres tienen un hijo favorito.
  • Digo yo. Ensayos y notas (Lengua Y Estudios Literarios)?
  • El Péndulo a Través de la Radiestesia Aplicado a la Radiónica: Guía práctica de principios y premisas.
  • En estado de gracia: Conversaciones con Edmundo Valadés - Fundación Manuel Buendía?
  • La vida de una rana (A Frogs Life) (Time for Kids Nonfiction Readers: Level 1.5).

Unos nacieron con buena estrella y otros nacimos estrellados. Lo que pasa es que no he querido. Nosotros no hacemos nada simplemente por causarnos daño, sino porque creemos que de alguna manera estamos derivando un beneficio de ello. Literalmente puedes cargar con ella toda tu vida, sin nunca sentirte mal de tu impotencia, ni hacer nada para remediar dicha situación.

Como ésta, muchas de las otras creencias limitantes que arrastramos con nosotros a lo largo de nuestra vida, han sido el resultado de buenas intenciones. La persona aprende a hacer bien una tarea, una profesión o un oficio. Y así, inadvertidamente, crea limitaciones que no le permiten expandir su potencial.

Estas son vacas, porque no es que creas que no eres bueno para nada. No obstante, la verdad es que todos nosotros tenemos la capacidad de ser buenos para muchas otras cosas. Otras limitaciones vacas son el resultado de experiencias pasadas que han perdido validez. Lo que quiero que entiendas es que muchas de las limitaciones vacas que tienes en este momento, no son físicas, ni tienen que ver con tu capacidad mental, tus dotes o tus talentos, sino con creencias limitantes, que en su mayoría son ideas erradas acerca de tu verdadero potencial y de lo que es o no es posible.

Recuerda que toda idea errada que mantengamos en nuestro subconsciente por largo tiempo y validemos con nuestras acciones, se convierte en una forma de auto- hipnosis. Esto es precisamente lo que detiene a muchas personas para triunfar. Curiosamente, muchas de las vacas que nos mantienen atados a una vida mediocre han sido obsequios de otros.

Muchos de nosotros, con frecuencia caemos víctimas de las influencias negativas de otras personas; aceptamos su programación negativa vaca sin cuestionamientos. Al hacer esto, permitimos que ellos siembren en nuestra mente falsas creencias que nos limitan física, emocional e intelectualmente.

Estas ideas, las cuales han sido programadas por nuestros padres, profesores, familiares, amigos, o inclusive por perfectos desconocidos, terminan por hacernos creer que somos personas comunes y ordinarias. Es por esto que hoy nos resulta difícil creer que poseemos el potencial necesario para triunfar y alcanzar grandes metas. Es como si los fracasos del pasado hubiesen cerrado para siempre las puertas de la oportunidad de éxitos futuros.

Sin embargo, ten presente que el futuro no tiene que ser igual al pasado, ya que siempre podemos cambiar, aprender y crecer.